RSE en Guatemala y el mundo

RSE = Buenas prácticas con el medio ambiente

El cuidado y conservación del medio ambiente, aplicando las sanas prácticas recomendadas por los ecologistas serios y científicos, es una de las preocupaciones fundamentales de los programas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) por lo que estos han dejado de ser vistos como meros “actos de beneficencia” y ahora se les empieza a reconocer en su justa dimensión, como políticas aplicadas desde lo privado como contribución al desarrollo de una sociedad.

En Guatemala son numerosas las firmas que han incorporado programas y proyectos de RSE como parte de su quehacer productivo. Se trata -y están conscientes de ello- de acciones que representan costos para las compañías, pero a la larga son inversiones productivas que vale la pena impulsar. Es un juego de ganar-ganar-ganar entre empresarios, colaboradores y comunidad. Una estructura coordinada en pro del beneficio de todos.

A continuación, algunos ejemplos de cómo algunas empresas latinoamericanas han impulsado programas y proyectos responsables con el medio ambiente y con el desarrollo productivo de los pequeños comerciantes de sus respectivas áreas de influencia.

Napo Wild Life Center, Río Napo (Ecuador)

Este centro apoya el trabajo que llevan a cabo los artesanos tradicionales de la parte baja del río Napo, en Añangu, Ecuador.  Para ello, dentro del propio edificio se diseñaron inicialmente dos espacios para que hicieran las veces de taller, un sueño largamente acariciado por esta comunidad. Ahí pueden darle rienda suelta a su iniciativa y haciendo uso de la cerámica que abunda en las orillas del río, pueden desarrollar su pequeña industria.

Para apoyarles en la fase de comercialización, el producto de su labor se vende en un lugar destinado para el efecto dentro del propio centro, el cual no les cobra comisión y el monto total de las ventas es entregado a su propietario.

Punta Teonoste (Nicaragua)

Es un hotel ubicado en una de las bellas playas de la costa suroeste del Pacífico de Nicaragua conocida como La Rivera Pacífica, Su entorno está situado entre la pintoresca comunidad de pesca artesanal de El Astillero y la playa de surf “Popoyo” mundialmente conocida. Se caracteriza por la no utilización de sistemas dañinos al medio ambiente, como aire acondicionado o televisores. Tampoco se permite el uso de vehículos motorizados de ninguna especie, tanto dentro de las instalaciones como en la playa o el mar. Como dato interesante que reafirma su compromiso con el medio ambiente es que en su construcción se utilizaron materiales naturales renovables.

Industria Palmera (Guatemala)

Desarrolla programas de reciclaje del material orgánico que no se utiliza en su actividad productiva principal. Además, desarrolla proyectos permanentes de reforestación en Peten y otras areas para evitar que la población se vulnerabilice ante la ocurrencia de eventuales incidentes atmosféricos (ciclones, tormentas, tornados, etc…). En adición a ello, su programa de asistencia y seguimiento a niños con desnutrición es uno de los mejor sustentados del área centroamericana.

Ecoventura, Red Galápagos (Ecuador)

Desde el año 2000, el hostal Ecoventura ha mantenido la certificación ecológica Smartvoyager, una certificación ambiental que garantiza que Ecoventura minimiza el impacto de las embarcaciones turísticas en las Islas Galápagos, a la vez que hace mejoras en las condiciones sociales y ambientales de las operaciones marítimas.

La certificación involucra la instalación de purificadores de agua, motores fuera de borda de cuatro tiempos que contaminan menos en sus lanchas y más recientemente, la instalación de sistemas de filtración de aceite que reducen el consumo de combustible y lubricantes. Ecoventura fue la primera compañía, en las Islas Galápagos y en el Ecuador, en compensar las emisiones de carbono o carbono neutral.

Hotel Villa Caribe, Livingston (Guatemala)

Este hotel se encuentra ubicado en la cuna de la cultura Garífuna, entre la desembocadura del Río Dulce y el Mar Caribe. Cuenta con la certificación de Green Deal en Guatemala. Algunas de las prácticas sostenibles de este hotel son el uso de dispositivos reductores de caudal para las duchas y la definición de un programa de revisión y mantenimiento semanal, mediante el cual detectan y se reparan las fugas de agua. Dentro de este programa se ha nombrado a una persona encargada del mantenimiento y de llevar el registro del consumo y ahorro de agua.

Black Orchid Resort, Old River (Belice)

Está localizado en las márgenes del Old River. Black Orchid Resortes miembro del “World Heritage Alliance for Sustainable Tourism”. Como parte de una alianza entre Expedia.com y la Fundación de las Naciones Unidas, actualmente, el resort está realizando esfuerzos de conservación y aplicando prácticas sostenibles al apoyar a proveedores y empresas locales que utilizan recursos renovables así como productos de limpieza eco – amigables.

Esta empresa apoya a la comunidad mediante una presencia intensa en todo lo local: patrocinio de eventos locales, compra de productos elaborados con recursos renovables por artesanos locales, adopción de parque locales y la contratación de empeados locales.

Transportes El Chato (Guatemala)

Esta empresa ofrece servicios de transporte terrestre y marítimo en Guatemala, desde Puerto Barrios a otros puntos de interés turístico, incluyendo Belice y Honduras. Como parte de su compromiso con la sostenibilidad, transportes El Chato utiliza motores fuera de borda de cuatro tiempos para transporte marítimo, pues consumen menos combustible, emiten menos gases y son más silenciosos. Estos motores son certificados por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos. Por otra parte, el 80% de los servicios necesarios se contratan localmente.

ecocidio_guatemala_07

Responsabilidad Social Empresarial (RSE)

Leave a Reply