Palma de Aceite

Las plantaciones de palma de aceite

En los últimos años las plantaciones de palma de aceite han tenido grandes avances tecnológicos, entre los cuales se encuentran el desarrollo de material genético avanzado, fertilización de los suelos, insectos polinizadores, tratamiento del agua residual,  control del plagas y reuso de  material producto del proceso.

Las plantaciones de palma de aceite colaboran contra el cambio climático llevando a cabo acciones como es el mejoramiento de los suelos, la reutilización de las aguas remanentes del proceso, ya que al no operar con aditivos químicos o tóxicos en su proceso, la materia orgánica se reincorpora al suelo, con lo cual se mejoran sus condiciones.

Al ser el fruto de la palma el elemento fundamental del proceso de producción, beneficiar a insectos polinizadores que favorezcan la rápida producción de frutos, se convierte en un elemento de éxito del cultivo, por lo que los procesos de combate a plagas principalmente son las trampas y controles biológicos. Esa es la razón por la cual el uso de herbicidas e insecticidas es limitado y bajo estricto control para evitar contaminación y la destrucción del medio ambiente.

La plantación de Palma de aceite se comporta como algo parecido a un  bosque, ya que presenta y mantiene una diversidad biológica media de reptiles, aves, pequeños mamíferos, insectos, vegetación herbácea, arbustos y helechos.

Es importante reconocer que las plantaciones de palma de aceite capturan y fijan Gases de Efecto Invernadero (GEI), como el CO2, por lo que contribuyen a reducir la concentración de GEI en la atmósfera.

Las plantaciones de palma de aceite se consideran un Agro-ecosistema, que brindan servicios ambientales como la fijación de CO2 en el suelo, la prevención de la erosión, y muchas veces también pueden servir de corredor biológico, es decir que funcionan como paso de vida silvestre.

ecocidio_guatemala_13

Leave a Reply