• Caso del la contaminación Río La Pasión

    contaminacion_rio_la_pasion2

    La RSE, factor clave en caso del la contaminación Río La Pasión

    contaminación Río La Pasión. Cuando ocurre un desastre ecológico como el del 6 de junio en el río La Pasión, donde murieron miles de peces la mejor forma de enfrentar el problema es con buena voluntad de diversas partes involucradas para establecer las causas y, lo más importante: que se puedan establecer mecanismos para superar el hecho y enfocar los esfuerzos hacia la construcción de un futuro de confianza y tolerancia entre los actores.

    Alcanzar esto no siempre es fácil; al contrario, cuando se ha señalado como responsable del hecho a una empresa procesadora de aceite de palma ubicada en las cercanías del río La Pasión, pese a que las causas para la ocurrencia del fenómeno son muy amplias, el desafío puede ser muy grande.

    Pese a tales señalamientos, los pobladores de Sayaxché no se dejaron llevar por los ánimos encendidos ni por las tácticas oportunistas de grupos interesados en llevar el problema a los niveles de conflicto. Lejos de ello, tendieron puentes de entendimiento con la empresa sindicada e integraron una mesa técnica para discutir el tema y encontrar soluciones.

    Así, luego de analizar las diversas aristas del tema y de analizar los informes científicos, como el informe del Colegio de Biólogos de México (CBM) que deslinda toda responsabilidad de la planta procesadora en el caso, se alcanzaron algunos acuerdos y se proyectaron acciones a futuro, tanto para fortalecer la relación como para prevenir, en lo posible, acontecimientos de esta naturaleza.

    Pero, además de la buena voluntad, un elemento que debe mencionarse y que fue fundamental para pasar del problema a las soluciones fue la política general de producción que la industria palmera se comprometió a observar, junto a su programa de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) que viene implementando desde varios años atrás.

    Para quienes no están familiarizados con el concepto de RSE es apropiado indicarles que esta es una estrategia impulsada desde las últimas décadas del siglo pasado. La misma es producto de la convicción de empresarios de diversos lados del mundo, de que sus compañías podían y debían desarrollar un rol que fuese más allá de su importante a la economía.

    Aunque al principio no muchos personajes de negocios suscribieron la iniciativa, poco a poco esta se fue definiendo mejor y alcanzando tal desarrollo que hoy, en la segunda década del siglo 21 son muy pocas las compañías que no han incorporado tales principios en su plan de trabajo.

    Una de las definiciones más completas y frecuentes de la RSE es en la que la identifica como: La RSE es el conjunto de prácticas empresariales abiertas y transparentes basadas en valores éticos y en el respeto hacia los empleados, las comunidades y el ambiente.

    Sobre esa base, es justo reconocer que Industria palmera no ha tenido inconveniente en apoyar las demandas que se han planteado desde el seno de las organizaciones populares y de la sociedad civil, en cuanto a aclarar plenamente los acontecimientos del Río La Pasión. Lo anterior quedó claramente definido cuando se acordó apoyar una iniciativa para evaluar el potencial de emprender un diálogo y alcanzar consensos en Sayaxché, proceso que fue encargada a Consensus Building Institute y The Forest Trust (CBI y TFT por sus siglas en inglés). Satisfactoriamente, esta metodología permitió aclarar la voluntad y la capacidad de los grupos de interés locales en participar en un proceso de diálogo, en la recopilación participativa de información, y en la resolución de problemas para obtener una mejor comprensión de las áreas principales de preocupación y de los grupos clave de interés pertinentes, y para visualizar un compromiso participativo hacia el futuro, asumiendo que se encontraría interés colectivo y capacidad.

    A mediados de diciembre, industria palmera y los grupos de interés locales e internacionales que participaron en el proceso de alcance recibieron el informe. Una conclusión es que existen condiciones para comprender las perspectivas de los desafíos y soluciones. Por ejemplo, a partir de enero de 2017 se socializó la Política de Producción Responsable de Aceite de Palma, dentro de la cual se tomaron en cuenta las sugerencias presentadas por organizaciones no gubernamentales dedicadas al tema ambiental y a agrupaciones sociales en general y a nivel nacional.

    Dentro de esa línea, en diciembre 2016, alrededor de 25 líderes comunitarios de los municipios de Sayaxché y Alta Verapaz y de las comunidades de El Tucán, La Colonia, Canlech, Linterna 1, El Canaleño, Nueva Jerusalén, Río La Pasión, El Pato, Champerico, Nueva Jerusalén La Laguna, Santa Rosa y La Ceiba visitaron la plantación y una de las extractoras.

    A partir de los acuerdos, durante 2017 se ha profundizado la comprensión compartida de los problemas y, en la medida de lo posible, se han tomado acciones conjuntas. El compromiso es, básicamente, abordar sistémicamente las causas básicas de los problemas ambientales y sociales en la región de Sayaxché y que se relacionan con el sector de palma de Petén. industria palmera, ante todo, ha manifestado la intención de proporcionar puntos de vista adicionales sobre los problemas en cuestión, y cómo estos pueden enfrentarse, lo cual debería ser tomado por los demás sectores como una valiosa oportunidad para fortalecer el proceso de diálogo.

    Otro elemento que demuestra los alcances de la RSE es el hecho que fueron actualizados los estudios de impacto ambiental requeridos por la nueva legislación para las plantaciones de palma africana. Industria palmera anunció el desarrollo de siete estudios separados ante el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN). Tres de estos estudios fueron evaluados por el Consejo de Áreas Protegidas (CONAP), cuyas recomendaciones se incluyeron en el plan de gestión para cada área de plantación. Se espera que, con estos documentos que permitirán minimizar los impactos ambientales y gestionarlos eficazmente, la aprobación del MARN se produzca al final del 2017.

    Finalmente, la Política de Cero Descarga de Efluentes se ha socializado con los grupos de interés externos clave y con personal clave en las extractoras.

  • Contaminación, Ecocidio y los Ecohistéricos

    contaminacion_rio_la_pasion

    Ecohistéricos, enredados en sus propias mentiras

    Contaminación rió la pasión, ecocidio Guatemala. Cuando escuchamos que el río La Pasión fue contaminado y ello causó la mortandad de miles de peces criollos, uno no puede sino agudizar los sentidos y prestarle atención al tema, puesto que no son hechos que ocurran con mucha frecuencia en nuestro país.

    Sin embargo, cuando uno le da seguimiento al asunto, tal como ha ocurrido en este caso y se da cuenta que quienes lanzaron semejante infundio lo hicieron con la intención, no de velar por el medio ambiente, sino por sacar provecho del daño que puedan causarle a la empresa productora de aceite de palma de la región, resulta inevitable caer en la cuenta que hay grupos que logran manipular de manera increíble a la opinión pública.

    Y es que los hechos son los hechos. Con el tiempo se ha descubierto que el Ministerio Público no encontró en ninguno momento indicios de que el suceso tuviese relación con la actividad productiva mencionada. Lejos de ello, lo que sí se ha demostrado es que la mortandad de peces es cada vez más frecuente en todos los cuerpos de agua del mundo, en su mayoría ocasionados por cambios en la temperatura climática a los cuales no han podido adaptarse estos animales.

    Y así como estas, tal y como es del dominio público, en Guatemala se han posicionado ciertas ideas en torno al tema ecológico y cuyo fondo es desatar la alarma entre la población que tiene acceso a tales argumentos. El problema es que un asunto de carácter científico, como es la conservación del medio ambiente y todos los aspectos que le son inherentes, ha sido abordado por personas no científicas. Nadie niega que su intención y propósitos sean loables. Lo malo es que al emplear argumentos erróneos crean más problemas y no solucionan ninguno.

    Así, sobre bases acientíficas pero saturadas de politiquería, estos grupos bien calificados como ecohistéricos se han dado a la tarea de hacerle creer a la gente que el calentamiento global es un tema cuya responsabilidad recae en los seres humanos con exclusividad. O que la minería extractiva causa sólo daños, sin ponerse a pensar, por ejemplo, cómo harían para escribir sus comunicados y difundirlos en cuestión de segundos, de no ser por el oro incorporado a sus computadores. O a los iPhones que abundan en toda marcha contra la minería.

    También podríamos señalar algo similar en su enfermiza posición de rechazo hacia la producción agroindustrial, argumentando que esta “contamina los ríos y deja a las poblaciones sin recursos.” Sin embargo, son incapaces de hacer una visita a las comunidades de Sayaxché beneficiadas por la producción de aceite de palma, ahí donde hasta hace unas décadas había pobreza y miseria, hoy existe producción, progreso, salud y mejores condiciones de vida.

    Sus débiles argumentos, incluso, han llegado a afirmar que en el Río La Pasión, Sayaxché ocurrió un ecocidio en 2015. ¡Ojalá vieran lo que en realidad es un ecocidio! ¡Que se dieran una vuelta por las arenas bituminosas de Canadá, donde grandes extensiones de terrenos se convirtieron, de modo irreversible, en pantanos de petróleo! O la terrible “Isla de Plástico” ubicada en pleno Océano Pacífico y ocupa una extensión de alrededor de 1 millón 400 mil kilómetros cuadrados de desechos atrapados en las corrientes de giro del Pacífico Norte.

    Otro ejemplo: el fraude del calentamiento global, hoy llamado “cambio climático,” el cual se sustentó en la mentira de que el hombre era responsable de producir grandes cantidades de dióxido de carbono por medio de la industria, al conducir sus vehículos o hacer tostadas para el desayuno. El enemigo ambiental era y es el uso de la energía, pero se trata de energía que ha mejorado y protegido la vida de todo el mundo.

    En un artículo reciente, el Dr. Craig Idso, fundador y ex presidente del Centro para el Estudio del Dióxido de Carbono y el Cambio Global, (CO2science), co-editor del Panel No-Gubernamental del Cambio Climático, y James Taylor, un miembro senior del THe Heartland Institute y editor gerente de Enviromental & Climate News, una publicación bimestral, examinaron la manera en que “El Alarmismo del Calentamiento Global Niega a la Ciencia Sólida”. Ellos tomaron nota de la manera en que el 5º Informe de Evaluación del Panel Intergubernamental de las Naciones Unidas se alejó de sus primitivas predicciones y afirmaciones. “El informe del IPCC contradice las afirmaciones de que el calentamiento global está causando más tiempo extremo” y “admite que la falta de calentamiento durante este siglo desafía casi todos los modelos computados que predicen un rápido calentamiento futuro,”. La organización dedicada al fraude del calentamiento global ha sido forzada a retirarse de décadas de mentiras acerca del clima.

    Mientras que el FOE trata de asustar a la gente con referencias a “desastres del tiempo extremo,” Idos y Taylor apuntan al hecho que “la frecuencia global de huracanes está sufriendo una larga declinación, con los huracanes globales y la actividad de las tormentas tropicales en récords de mínima durante mucho de los años pasados. Los estados Unidos se está beneficiando del período más largo sin huracanes grandes en la historia registrada. La actividad de los tornados está en una declinación de largo plazo, con eventos de grandes tornados (F3 o mayores) mostrando una notable disminución en las décadas recientes.” “Esto no quiere decir que los huracanes como la supertormenta Sandy o los tornados no han ocurrido, sino que quiere decir que hubo muchos menos. Estos eventos del tiempo que afectan a los estados Unidos estuvieron en declinación y esa es la única realidad”.

    Y en consonancia, Alan Caruba, experto en el tema afirma en su blog: “El actual clima está, de hecho, en un largo ciclo de enfriamiento, no causado por alguna cosa relacionada con la actividad humana, sino por la reducción de la radiación solar debido a su propia disminución del ciclo de tormentas magnéticas (las manchas de sol). La limpieza del aire y el agua de la nación es una actividad de la salud pública, pero negar a los norteamericanos a las grandes reservas nacionales de carbón, petróleo y gas natural es un ataque al crecimiento económico de la nación. El ecologismo está basado en mentiras y las mentiras reflejan una agenda que considera a la humanidad como el enemigo de la Tierra”. (Alan Caruba, 2013). http://www.mitosyfraudes.org/calen15/las_interminables_mentiras_del_ecologismo.html

  • Desvío de Ríos: Mitos y Realidades

    desvio_de_rios_guatemala_01

    Desvío de Ríos

     El problema del desvío de ríos del cual se señala como responsables a algunas agroindustrias de la Costa Sur no necesariamente ocurre de la manera cómo se suele presentar en la prensa local. A menudo, las noticias al respecto están tergiversadas, carecen de fuentes calificadas o, simplemente, plantean el tema de una manera incompleta.

    Este es el caso, por ejemplo, del río Madre Vieja. Durante décadas se ha señalado a una firma productora de aceite de palma como la responsable de su desvío, pese a que este acto fue realizado por una empresa transnacional, la cual después de cambiar el curso fluvial lo otorgó en usufructo a la compañía.

    Sin embargo, en los tiempos actuales los conflictos comunitarios ya no se resuelven mediante denuncias o agresiones. Se resuelven con diálogo, toda vez exista la voluntad necesaria entre las partes enfrentadas. Por ello, en el caso del río en mención se estableció un procedimiento de conciliación que ha resultado exitoso y que permite ir avanzando en acuerdos que permitan proteger el medio ambiente, que se mantenga la producción generadora de ingresos para el país y empleo para grandes contingentes y que las comunidades no resulten afectadas en su derecho de acceso al vital líquido.

    http://www.soy502.com/articulo/instalan-mesa-tecnica-resolver-conflicto-rio-madre-vieja

    Por ello se instalaron Mesas Técnicas para analizar el tema de las cuencas, las cuales son presididas por la Gobernadora de Escuintla, y el gobernador de Retalhuleu, quienes coordinaron el dialogo y el plan de prevención con todos los representantes de la agroindustria, líderes comunitarios, COCODES, representantes de las instituciones estatales como MARN, MAGA, Ministerio de Salud, Municipalidades entre otras con el fin de que el agua fuera utilizada por todos con un uso responsable para todos.

    Algunos de los acuerdos consisten en que las empresas utilicen el agua del río únicamente por las noches, para que el horario diurno sea aprovechado de la mejor manera posible por los comunitarios, las cuales han recibido con satisfacción este convenio.

    Algo muy importante es que los pescadores y agricultores de la parte baja del río, para quienes es esencial que el agua llegue hasta el mar, han logrado este propósito. De esta forma, los pozos artesanales de los campesinos seguirán abastecidos, y el manglar que está en la desembocadura del Madre Vieja estará protegido. Todo esto se logró desde el año pasado.

    Para este nuevo período, 2017, pese a los intensos calores de la temporada, los afluentes de los ríos Madre Vieja, Ocosito y Nahualate conservaron el nivel de caudal establecido, gracias a los acuerdos alcanzados en las Mesas Técnicas de las cuencas de la Costa Sur. Por primera vez los pobladores no esperan con tanta ansia la época lluviosa, debido a que contaron con el recurso hídrico durante todo el verano.

    De esta manera se ha demostrado a la sociedad guatemalteca que sí es posible sentarse a dialogar con el fin de encontrar soluciones a los problemas y no sólo para entretener las respuestas, como suele acontecer. Y lo bueno es que no sólo las comunidades han honrado su palabra. Las empresas también están haciendo lo propio para operar en un ambiente armónico y con responsabilidad, tal como lo han suscrito.

    Incluso, la propuesta de la industria palmera es continuar la dinámica de las Mesas Técnicas durante el invierno y no sólo en las etapas de crisis por falta del agua. Otro compromiso empresarial es continuar con actividades de reforestación de zonas ribereñas y cosecha de lluvia, elementos básicos para preservar el ambiente y generar valor económico y social.

    Una experiencia que derriba mitos

     En Sayaxché, Petén, tuvo lugar una dinámica muy especial cuando más de 25 líderes comunitarios, entre los cuales habíamos varios Presidentes y Vice Presidentes de Cocodes y Alcaldes Auxiliares visitamos la planta de operación de la industria palmera. Acudieron en nuestro apoyo varios representantes de las comunidades El Tucán, Linterna I, Nueva Jerusalén, Canlech, Río La Pasión, Champerico, El Pato, La Ceiba, El Canaleño y Santa Rosa, todos con el fin de conocer cómo funciona la plantación. Pudimos ver el proceso de extracción del aceite de palma, tuvimos acceso al sistema de lagunas para tratar el efluente (el cual se usa como fertilizante al final del tratamiento).

    Aquí también han operado las instancias de comunicación, en razón de lo cual se ha arribado a acuerdos importantes, cuyo efecto principal es distender la relación entre empresa y pobladores. Nosotros, por supuesto, permaneceremos vigilantes para verificar que se cumpla lo acordado, de tal manera que esperamos:

    1. Un enfoque integral de sostenibilidad, en la cual se incluyan elementos de transparencia, aspectos de protección y apoyo social y ante    todo, responsabilidad ambiental.
    2. Programas permanentes de gestión del agua y mantener la política de “Cero” descarga de efluentes.
    3. Conservación y restauración de áreas de alto valor de conservación y aplicación de tecnologías limpias.
    4. Acciones de promoción y apoyo a las comunidades en materia de conservación y buen manejo de recursos hídricos y biodiversidad.
    5. Programas de conservación y restauración de suelos.
    6. Programas y acciones de prevención y mitigación de la contaminación del aire.
    7. No Explotación de Pueblos Indígenas, Trabajadores, y Comunidades Esperamos un serio compromiso con la no explotación y         comprensión de los impactos que algunas operaciones pueden ejercer        sobre los pueblos indígenas, los trabajadores y las comunidades.
    8. Compromiso de cumplimiento de las leyes y reglamentos nacionales, así como de los Convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) suscritos por Guatemala.

    En conclusión, el ejercicio que se ha instaurado y se mantiene con empresas agroindustriales ha generado frutos positivos, tanto para las comunidades como para las propias compañías, demostrando que es posible instaurar mecanismos de diálogo y, de paso, derribar mitos deplorables y al mismo tiempo construir nuevas realidades para impulsar el desarrollo socioeconómico del país.

    Es igualmente importante, mantener una conducta de fiscalización de los acuerdos e ir avanzando en el proceso de construcción de confianza. El recurso hídrico es indispensable para la vida y las funciones tanto de los pobladores como de las empresas. Conciliar, en la medida de lo posible la certeza de este principio, es el elemento rector para que desaparezca cualquier foco de conflicto alrededor de este tema. En ello debemos trabajar con ahínco. Nosotros, los pobladores y organizaciones representativas, confiamos en este proceso que hemos empujado y respaldado, por el bien de las futuras generaciones.