• A propósito de Ecocidio

    ecocidio_guatemala_11

    Ecocidio: algunas definiciones básicas

    Ejercer un ecologismo responsable no sólo es una actitud positiva hacia la naturaleza y la humanidad sino es un acto espiritual de grandes quilates, puesto que su objetivo es contribuir de manera profesional y científica a reducir los graves problemas ambientales que padece nuestro planeta. Son muchísimas las personas en el mundo que, afortunadamente, se entrega a intensas tareas con este propósito. Muchas de ellas actúan en Guatemala, lo hacen con alto sentido de servicio y son capaces de distinguir las dimensiones de un caso ecológico. Ellos serían incapaces, por ejemplo, de calificar como “ Ecocidio ” lo que ocurrió en el río La Pasión, Sayaxché donde tuvo lugar una infortunada mortandad de peces nativos en el año 2015.

    Lamentablemente, hay quienes actúan en nombre del ecologismo y lo hacen del modo contrario al mencionado. Es decir, son irresponsables, alarmistas y por lo general sus denuncias son de carácter político y nada científico. Sólo a ellos se les pudo ocurrir que lo sucedido en el río La Pasión ya mencionada, podría tener las características de un “ Ecocidio ”.

    Para estos grupos que causan vergüenza ajena, les sugerimos leer el siguiente prontuario del Profesor Horacio Melo, quien se ha especializado en el tema y nos explica cómo pueden ocurrir las matanzas de peces. Esperamos que los ecohistéricos lo lean y, sobre todo, que lo comprendan para que sepan cómo se evalúa un impacto ambiental. Y para que no vuelvan a confundir mortandad en río La Pasión con “ Ecocidio ”. Aquí va…

    Mortandad de peces: algunas causas y problemática.

    Por el Profesor Horacio Melo

    Si bien los peces son organismos adaptados para vivir en el medio acuático, el agua debe mantener un  equilibrio en sus características físicas y químicas. Por ejemplo, el agua de río posee solo un 1% de oxígeno disuelto; tal es la adaptación a su medio que se valen de esta ínfima cantidad para sobrevivir.

    Las mortandades de peces son causadas por cambios en ese medio, producidas por la acción del hombre, impactando en él de distintas maneras de acuerdo a la alteración que se genera en los ríos por volcados de efluentes, deforestación, malas prácticas agropecuarias, entre otras.

    Las mortandades obedecen a distintas causas de acuerdo a la época del año. En los meses de verano están asociadas a la falta de oxígeno disuelto, a las altas temperaturas, a los vertidos de efluentes cloacales y al proceso de eutrofización que generan las floraciones algales nocivas. Por ejemplo, en muchas oportunidades el oxígeno disuelto es mayor al que los peces utilizan para vivir. Esto afecta a su salud, fundamentalmente al sistema nervioso. Este aumento de oxígeno se debe a la fotosíntesis de las poblaciones  de algas. Cuando esta población de algas empieza a morir, las aguas toman un color verde amarronado, que indica el comienzo de su putrefacción, que por combustión consume el oxígeno disuelto, lo que también provoca mortandades. Hemos visto dos posibles causas de variación creciente o decreciente en los niveles de oxígeno del medio acuático asociadas a las poblaciones algales que afectan la salud de los peces. Es posible diagnosticar la mortandad inspeccionando las branquias de los peces, donde se observan las microalgas adheridas a ellas, lo que ocasiona la muerte por anoxia.

    En los meses de invierno las mortandades pueden estar asociadas a períodos de bajas temperaturas del agua. La temperatura ideal es de 12°C a 25°C. En las playas y arroyos la temperatura del agua es menor a 12°C, lo que provoca en los peces una disminución en su sistema inmunológico, siendo más susceptibles a hongos y bacterias, que en ocasiones contraen de los sedimentos presentes en estos lugares.

    Según la genética de las especies se puede decir que hay dos linajes. Uno es de estirpe amazónica, y otras especies propias de zonas templadas. Las especies de estirpe amazónica en general toleran menos los cambios de temperatura del agua, a diferencia de las especies de zonas templadas, que no son tan perjudicadas por esos cambios.

    Este dato se puede tener en cuenta en la última mortandad de Ñandubaizal (playa balneario de Uruguay), donde aparecen muertos ejemplares de distintas especies de estirpe amazónica, y no ejemplares de zonas templadas, como el pejerrey. Para llegar a un diagnóstico más aproximado a la causa de mortandad es necesario intervenir rápidamente en el episodio, cosa que no ocurre en la mayoría de los casos, por no tener definido o difundido un protocolo de acción  y un mecanismo de denuncia.

    La ciudad de Gualeguaychu  (municipio distribuido entre los distritos  Costa Uruguay Norte  y  Costa Uruguay Sur  del  departamento Gualeguaychú -del cual es cabecera- en la provincia de Entre Ríos, República Argentina) deberia tener, por su trayectoria en la lucha ambiental y por haber centrado sus actividades socioeconomicas en el rio que le da nombre a la Ciudad,  un equipo de profesionales  que actuo rapidamente en estos casos. Un rio no es solamente  agua que corre, tambien los seres vivos que contiene son parte del mismo. En este caso las poblaciones de peces, estan en intima relacion con la calidad del agua, por los distintos hilitos y nichos de las especies.

    Los peces víctimas de mortandades o aquellos que resultan fáciles de capturar no son aptos para consumo humano, pero nadie advierte de ello, pudiendo desembocar en un verdadero problema sanitario.

    ecocidio_guatemala_11

  • Otros ecocidio en el mundo

    ecocidio_guatemala_10

    Casos que se acercan a la idea de ecocidio 

    Proseguimos con esta serie que pone en evidencia la desproporcionalidad de los grupos ecologistas radicales de calificar como “ Ecocidio ” una mortandad de peces ocurrida en el río La Pasión en el año 2015 y que al compararlo con hechos que verdaderamente representan calamidades ambientales, nos demuestra que existe una agenda particular de dichas agrupaciones, que en última instancia se traduce en beneficios económicos para estos; nunca para las comunidades que movilizan con base en falsos señalamientos.Veamos, entonces, otros casos denunciados internacionalmente como “ Ecocidio ”, por sus proporciones realmente significativas y trascendentales para los ecosistemas, lo cual no ocurrió en el caso del río La Pasión:

    El Delta del Río Niger

    Se le cataloga como uno de los 10 lugares más contaminados del mundo. Abarca unos 75 mil kilómetros cuadrados y representa el 7.5% del territorio nigeriano. Enormes cantidades de residuos y restos de petróleo son vertidos en el río sin ningún tipo de tratamiento, lo cual ha causado la degradación del ecosistema, la contaminación del aire por las emisiones de la combustión, lluvia ácida, inutilización de   las tierras de cultivo debido al deterioro de las mismas por lo que las personas han perdido su medios de subsistencia. Además, los pobladores del área (más de 30 millones de habitantes) realizan todas sus actividades con la única fuente de subsistencia, o sea, el río Niger.

    Esta área ha sido famosa por  la riqueza en recursos naturales; la mayor del país. Sin embargo, esta se está viendo amenazada desde los años 60, por constantes derrames de petróleo, que en la actualidad se calcula que superan los 1.5 millones de toneladas de crudo. Todo esto ha conducido a que la esperanza de vida de estas comunidades se haya reducido en los pasados 40 años, en dos generaciones.

    El volcán de lodo Lusi, Indonesia:

    El 26 de mayo de 2006 dieron comienzo las erupciones de Lusi en Java del este, Indonesia sepultando cientos de edificios, mató a 13 personas y desplazó forzosamente a unas 40 mil, fue causada por los trabajos de perforación de una compañía petrolífera. La comunidad científica cree que dicha erupción fue motivada por la exploración del pozo de gas, Banjar-Panji-1, que estaba siendo perforado por la compañía petrolera y de gas Lapinfo Brantas.

    Los volcanes de lodo son formaciones que no emanan lava como los volcanes tradicionales, sino que expulsan lodo a poco más de 100 grados centígrados y se suelen originar por emanaciones de gases en regiones con yacimientos petrolíferos. Lusi ha cubierto una superficie de más 12 kilómetros cuadrados y desde entonces no ha dejado de expulsar una mezcla de agua, tierra y gases que ha sepultado  parcialmente la ciudad.

    Según un estudio, el problema de Lusi estuvo directamente relacionado con la perforación accidental de un acuífero realizado el día anterior por la firma mencionada. De esta forma, sería el agua de este acuífero saliendo a alta presión la que habría originado el lodo que comenzó a salir a la superficie. Una década después, Lusi continua expulsando barro a un ritmo de unos 10 mil metros cúbicos diarios.

    La mina del Cañón de Bingham

    Es una mina de cobre localizada en las montañas Oquirrh (Utah), cuyas dimensiones son 1,2 km de profundidad y 4 km de ancho desde que comenzó su explotación y consecuente extracción de sus recursos minerales en 1906. Esta mina, se caracteriza, lamentablemente, por ser la mayor excavación que haya realizado jamás el hombre y la segunda mina a cielo abierto más profunda del mundo..

    Según especialistas en medio ambiente, la mina ha tenido efectos ambientales adversos sobre los hábitats de peces y animales salvajes así como ha producido contaminación del aire y agua, creando riesgos para la salud en el entorno público Desde principios de la década de 1990 las emisiones de polvo de la explotación minera comenzaron contaminando los alrededores, causadas por una zona cerca de la mina donde los niveles de PM10 (partículas mayores de 10 μg/m³) comenzaron a aumentar de 28μg/m³ a 50μg/m³, originando un problema de salud grave para los residentes. Eln 1997, Carter (Catedrático de la Universidad Brigham Young) informó que la descarga de la mina de PM10 causó daños irreversibles a los pulmones de los vecinos.

    En 1995, debido a la investigación científica que muestra que la minería había causado la contaminación de aguas subterráneas donde se pudo provocar un posible ecocidio, Utah aprobó leyes para que las empresas Kennecott pagaran $ 37 millones para control de los niveles de contaminación del agua.

    Pero no es todo. La mina descarga aguas residuales que contienen grandes cantidades de arsénico, zinc, cadmio, plomo y selenio. Este último es particularmente tóxico para aves, peces y anfibios; alrededor del 30% de la población de peces murieron  (ecocidio) en la década de 1990. Desde 2000 hasta 2014 la mina de cobre de Bingham Canyon ha tenido varios derrames de sustancias quimicas.  En 2008, el Departamento del Interior de los Estados Unidos demando a la firma por la liberacion de tales sustancias peligrosas como selenio, cobre, arsenico, cinc, plomo, y cadmio. Un biologo federal afirmo que estos productos quimicos han causado grandes daños a los ecosistemas y recursos que apoyan las poblaciones de aves migratorias, asi como otros habitats de pesca y vida silvestre y se considera que no son recuperables jamas, provocando un ecocidio.

    ecocidio_guatemala_10

    Ecocidio

  • Casos que se acercan al ecocidio

    ecocidio_guatemala_09

    En junio de 2015, cuando se observó una increíble y deplorable mortandad de peces en el río La Pasión, Sayaxché, también se puso en evidencia que hay grupos que están dispuestos a aprovecharse hasta de desgracias como esta, en aras de dañar a empresas privadas, tal como ocurrió en este caso y el cual fue calificado como un “ Ecocidio ”, pese a que tal señalamiento estaba muy distante de ser real.

    Contrario a la precipitación con que los “ecologistas” actuaron en el caso del río La Pasión, enfocar el deterioro ambiental innegable que sufre la Tierra es la mejor manera de ser responsable con el problema. Ello implica elaborar interpretaciones coherentes, sobre bases científicas y, por consiguiente, buscar las posibilidades de solución antes que contagiar a otros con ese pesimismo necrófilo que suele acompañar a determinados casos es lo que hace un ecologismo verdaderamente serio y positivo.

    Por asumir actitudes como las anteriormente descritas, además de haber demostrado hasta la saciedad que no son los problemas medio ambientales lo que les preocupan sino los afanes particulares, dicho movimiento se ha desprestigiado sensiblemente y su credibilidad ha caído en picada terrible, de manera similar a lo ocurrido con el otrora respetable movimiento de defensa de los Derechos Humanos, pero que al caer en el mercantilismo del tema han perdido todo espacio de incidencia (Casos Grupo de Apoyo Mutuo -GAM-. CALDH, Famdegua, etc…).

    En Guatemala no han sido pocos los casos en que el activismo político de los ecologistas ha causado mucho daño, no sólo en imagen de país (que tiene un elevado costo) sino también en cuanto a perjuicios a la economía, a la sociedad al crearle conflictos innecesarios y al país por hacerle gastar esfuerzos innecesarios. El hecho de calificar de “ Ecocidio ” lo ocurrido en el río La Pasión, Sayaxché, Petén es una muestra tremenda de esa manera de actuar interesada.

    Incluso, en la propuesta que conoce la ONU para tipificar el “ Ecocidio ” como delito contra la humanidad se establecen los parámetros siguientes para identificarlo:

     Cambios a gran escala en el uso de la tierra que provocan la destrucción directa de hábitats, como es el caso de la deforestación en la mayoría de los bosques húmedos tropicales.

     Contaminación considerable, ya sea intencional o accidental, como los vertidos de petróleo y las mareas negras

     La minería a cielo abierto en la que se suprimen paisajes completos, como es el caso de las arenas petrolíferas y algunas minas de carbón y de oro.

    Aunque el término es debatible, han ocurrido “ ecocidio ” en diversas partes del mundo, los cuales, por su magnitud y ante el embate ecohistérico, merecen la pena estudiarse para establecer las diferencias, no sólo en cuanto a concepto, sino para dar una idea de cómo puede tergiversarse una figura al utilizarla de manera desproporcionada con respeto a la idea original, por mucho que esta sea una mera ficción.

    Casos calificados como ecocidio

    Arenas de alquitrán del río Athabasca, Alberta, Canadá

    Las arenas de alquitrán, conocidas también como arenas bituminosas, arenas de petróleo y en Venezuela como petróleo crudo extra pesado, son una combinación de arcilla, arena, agua, y bitumen, se consideran el proyecto más destructivo del planeta. De las arenas de alquitrán se extrae un bitumen similar al petróleo el cual es convertido en un petróleo crudo sintético o refinado directamente por refinerías especializadas para obtener productos del petróleo. El petróleo convencional es extraído por medio de pozos mientras que los depósitos de arenas bituminosas son extraídos usando técnicas de seccionamiento de minería superficial, o se les hace fluir hacia pozos por medio de técnicas in situ que reducen la viscosidad del bitumen por medio de vapor y/o solventes. En promedio, el bitumen contiene 83,2% de carbón, 10,4% de hidrógeno, 0,94% de oxígeno, 0,36% de nitrógeno y 4,8% de azufre.

    Es fácil deducir que su extracción requiere un operativo altamente contaminante y dañino para el medio ambiente, una operación de minería a cielo abierto en la que para separar el betún o bitumen, hace falta emplear una enorme cantidad de agua y sustancias químicas.La extracción del betún con características de alquitrán que está mezclado con la arena, tierra y arcilla que se encuentran bajo el Bosque Boreal del norte de Alberta y su mejora o transformación a crudo sintético resultó en emisiones de 37.2 millones de toneladas de gases de efecto invernadero en el año 2008, aumentando desde los 16.8 millones de toneladas en 1990.

    Y esto no incluye las emisiones que resultan del refinamiento de este compuesto petrolífero y de la utilización del combustible resultante al ser empleado en casas, vehículos y fábricas. O de las emisiones asociadas a la liberación del carbono depositado en los árboles y la tierra del bosque boreal a medida que la tierra soporta el establecimiento de minas, carreteras e infinidad de conductos. La producción de petróleo de las arenas de alquitrán es la fuente de emisiones de gases de efecto invernadero de mas rápido crecimiento en Canadá.

    Casos como este, sin duda ameritan la atención mundial y justifican un tratamiento especial porque alcanza las dimensiones de catástrofe ambiental. Esto, en todo caso es muy distinto, en magnitud y en calidad, del mal empleado uso del término en torno al caso del río La Pasión, Sayaxché.

    ecocidio_guatemala_09

    Ecocidio

  • Responsabilidad Social Empresarial crece en Guatemala

    ecocidio_guatemala_08

    Responsabilidad Social Empresarial se fortalece en Guatemala

    Los programas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) en Guatemala no sólo se han posicionado en el esquema estratégico de las principales y mejores firmas del país sino han ido ampliando y creciendo en cuanto a influencia e importancia de los proyectos que desarrollan. Ya no se trata únicamente de programitas pequeños para disimular el interés del empresario por lo social. No. Se trata de mecanismos esenciales para el proceso productivo en su integralidad.

    Quizá una de las áreas donde la RSE se manifiesta de manera particular es en las empresas ubicadas en el área rural y que pueden, por lógica, aprovechar su capacidad instalada y vinculación con las comunidades para diseñar y desarrollar programas dedicados al turismo sostenible.

    El principio rector es que la empresa convive con la belleza natural que la rodea y por supuesto, con una cultura local. Generar este ambiente social es de vital importancia para el éxito e imagen de un programa de este tipo. Es obvio que la imagen que va a causar entre los visitantes es el de una empresa que  trabaja que considera a las relaciones con sus vecinos como un elemento esencial de su actividad. En el mundo globalizado de hoy, las empresas que son consideradas exitosas, no sólo gozan de prestigio local sino son reconocidas y hasta recomendadas en el ámbito internacional. Más que una empresa ubicada en un lugar estratégico para sus operaciones, se les considera como firmas que trabajan para las comunidades que les rodean.

    El documento Buenas Prácticas para Turismo Sostenible, publicado por Rainforest Alliance considera que: “Últimamente, los turistas demuestran un gran interés por conocer y beneficiar lugares en los cuales se observen actividades destinadas a la preservación de la cultura local. No obstante, se documentan  casos como en las Cataratas del Niágara, donde la comunidad manifestó sentir que el lugar ya no les pertenece. Este aspecto incidió negativamente en el desarrollo de la empresa turística en la zona. El ideal que se pretende es que la comunidad sienta la operación turística en su dimensión como un actor activo en el rescate de su cultura”.

    Por otro lado,  una comunidad que convive con la empresa se convierte en un agente activo de venta de los servicios de esta. A ello se deben agregar las posibilidades turísticas que pueden obtenerse en el entorno, se crea una importante y sólida relación que, además, le genera ingresos adicionales o no previstos, tanto a los pobladores como a las empresas. De esta manera, se cumple con la responsabilidad social y se contribuye al desarrollo del entorno. Al final, el gran beneficio es mutuo, se genera un valor agregado que será percibido, en última instancia, por los clientes de la empresa.

    El ejemplo de la Industria Palmera

    La empresa Reforestadora de Palmas de Petén, ha sido pionera en la relación con los actores locales, con el propósito de trabajar en función del ambiente social y cultural de forma mancomunada. No olvidar que la empresa se desarrolla en un sector donde abundan los tesoros naturales y arqueológicos y esto ha sido un factor fundamental para propiciar la relación armónica que siempre ha existido. Ambos grupos, además, trabajan para la conservación y sostenibilidad de los aspectos culturales y a la vez protegen celosamente los recursos naturales. Esto, sin proponérselo, ha terminado por fomentar el atractivo para que los visitantes se interesen por conocer la planta de operaciones y, además, por llegar a los diversos lugares turísticos. Por si fuera poco, ambas entidades se han dado a la tarea de trabajar decididamente para rescatar y preservar las costumbres, conocimientos, vestimentas, rituales y sistemas de creencias. Es un ejemplo claro de cómo la empresa y la comunidad se pueden unir para lograr el desarrollo de las personas y un entorno socio – cultural y ecológico amistoso.

    El turismo, cabe señalar, ha evolucionado hacia tendencias que buscan  no solamente el elemento recreativo, sino también fortalecer a las comunidades y negocios para lograr que trabajen unidos. Esto ha sido fundamental para dinamizar las economías locales, especialmente en lugares como Sayaxché, Petén. Bajo el término “economía local” se debe entender no solo los ingresos generados sino también la mejora de los indicadores de calidad de vida que comparten estos actores de desarrollo. La empresa está destinada a brindarle ayuda a aquellas localidades donde sea necesario fortalecer el ambiente socio-cultural, por medio del rescate y la revalorización de sus elementos.

    Tomando en cuenta estas consideraciones, la procesadora de aceite se ha preocupado y considera que es indispensable mantener un ambiente socio-cultural sano y sólido, donde la comunidad local sienta que tiene un aliado importante y que puede participar de las estrategias de promoción y conservación del lugar. Construir un ambiente donde se promuevan buenas prácticas hacia la naturaleza y la sociedad contribuyen a una relación armónica, una producción efectiva y positiva y, eventualmente, una motivación para atraer turistas interesados en estos temas que involucran a actores como los aquí enunciados.

    En otras palabras: la industria palmera se considera a sí misma como un miembro de la comunidad y como tal, es parte de su cultura, de sus tradiciones, de sus esperanzas de progreso. Al lado de los pobladores locales comparte no sólo el interés por la naturaleza y sus recursos, sino también el conjunto de rasgos distintivos, espirituales, materiales, intelectuales y afectivos. La comunidad y la industria palmera desarrollan así lazos que indudablemente se encaminan hacia el desarrollo común. Ambas están en la obligación de rescatar y preservar las artes y el bosque, la historia y el modo de vida, los derechos fundamentales del ser humano y los sistemas de valores, las tradiciones y las creencias.

    En conclusión, las buenas prácticas entre empresas y comunidades terminan generando un valor agregado para el turismo sostenible. Esa armonía es capaz de forjar destinos turísticos adecuados, responsables, con el agregado de que minimizan el impacto negativo en el ambiente. Su contribución a la conservación de la biodiversidad y al bienestar de las comunidades locales es una muestra que ejemplifica que el mercado y el desarrollo sostenible pueden ir de la mano.

    ecocidio_guatemala_08

    Responsabilidad Social Empresarial Guatemala

  • RSE en Guatemala y el mundo

    ecocidio_guatemala_07

    RSE = Buenas prácticas con el medio ambiente

    El cuidado y conservación del medio ambiente, aplicando las sanas prácticas recomendadas por los ecologistas serios y científicos, es una de las preocupaciones fundamentales de los programas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) por lo que estos han dejado de ser vistos como meros “actos de beneficencia” y ahora se les empieza a reconocer en su justa dimensión, como políticas aplicadas desde lo privado como contribución al desarrollo de una sociedad.

    En Guatemala son numerosas las firmas que han incorporado programas y proyectos de RSE como parte de su quehacer productivo. Se trata -y están conscientes de ello- de acciones que representan costos para las compañías, pero a la larga son inversiones productivas que vale la pena impulsar. Es un juego de ganar-ganar-ganar entre empresarios, colaboradores y comunidad. Una estructura coordinada en pro del beneficio de todos.

    A continuación, algunos ejemplos de cómo algunas empresas latinoamericanas han impulsado programas y proyectos responsables con el medio ambiente y con el desarrollo productivo de los pequeños comerciantes de sus respectivas áreas de influencia.

    Napo Wild Life Center, Río Napo (Ecuador)

    Este centro apoya el trabajo que llevan a cabo los artesanos tradicionales de la parte baja del río Napo, en Añangu, Ecuador.  Para ello, dentro del propio edificio se diseñaron inicialmente dos espacios para que hicieran las veces de taller, un sueño largamente acariciado por esta comunidad. Ahí pueden darle rienda suelta a su iniciativa y haciendo uso de la cerámica que abunda en las orillas del río, pueden desarrollar su pequeña industria.

    Para apoyarles en la fase de comercialización, el producto de su labor se vende en un lugar destinado para el efecto dentro del propio centro, el cual no les cobra comisión y el monto total de las ventas es entregado a su propietario.

    Punta Teonoste (Nicaragua)

    Es un hotel ubicado en una de las bellas playas de la costa suroeste del Pacífico de Nicaragua conocida como La Rivera Pacífica, Su entorno está situado entre la pintoresca comunidad de pesca artesanal de El Astillero y la playa de surf “Popoyo” mundialmente conocida. Se caracteriza por la no utilización de sistemas dañinos al medio ambiente, como aire acondicionado o televisores. Tampoco se permite el uso de vehículos motorizados de ninguna especie, tanto dentro de las instalaciones como en la playa o el mar. Como dato interesante que reafirma su compromiso con el medio ambiente es que en su construcción se utilizaron materiales naturales renovables.

    Industria Palmera (Guatemala)

    Desarrolla programas de reciclaje del material orgánico que no se utiliza en su actividad productiva principal. Además, desarrolla proyectos permanentes de reforestación en Peten y otras areas para evitar que la población se vulnerabilice ante la ocurrencia de eventuales incidentes atmosféricos (ciclones, tormentas, tornados, etc…). En adición a ello, su programa de asistencia y seguimiento a niños con desnutrición es uno de los mejor sustentados del área centroamericana.

    Ecoventura, Red Galápagos (Ecuador)

    Desde el año 2000, el hostal Ecoventura ha mantenido la certificación ecológica Smartvoyager, una certificación ambiental que garantiza que Ecoventura minimiza el impacto de las embarcaciones turísticas en las Islas Galápagos, a la vez que hace mejoras en las condiciones sociales y ambientales de las operaciones marítimas.

    La certificación involucra la instalación de purificadores de agua, motores fuera de borda de cuatro tiempos que contaminan menos en sus lanchas y más recientemente, la instalación de sistemas de filtración de aceite que reducen el consumo de combustible y lubricantes. Ecoventura fue la primera compañía, en las Islas Galápagos y en el Ecuador, en compensar las emisiones de carbono o carbono neutral.

    Hotel Villa Caribe, Livingston (Guatemala)

    Este hotel se encuentra ubicado en la cuna de la cultura Garífuna, entre la desembocadura del Río Dulce y el Mar Caribe. Cuenta con la certificación de Green Deal en Guatemala. Algunas de las prácticas sostenibles de este hotel son el uso de dispositivos reductores de caudal para las duchas y la definición de un programa de revisión y mantenimiento semanal, mediante el cual detectan y se reparan las fugas de agua. Dentro de este programa se ha nombrado a una persona encargada del mantenimiento y de llevar el registro del consumo y ahorro de agua.

    Black Orchid Resort, Old River (Belice)

    Está localizado en las márgenes del Old River. Black Orchid Resortes miembro del “World Heritage Alliance for Sustainable Tourism”. Como parte de una alianza entre Expedia.com y la Fundación de las Naciones Unidas, actualmente, el resort está realizando esfuerzos de conservación y aplicando prácticas sostenibles al apoyar a proveedores y empresas locales que utilizan recursos renovables así como productos de limpieza eco – amigables.

    Esta empresa apoya a la comunidad mediante una presencia intensa en todo lo local: patrocinio de eventos locales, compra de productos elaborados con recursos renovables por artesanos locales, adopción de parque locales y la contratación de empeados locales.

    Transportes El Chato (Guatemala)

    Esta empresa ofrece servicios de transporte terrestre y marítimo en Guatemala, desde Puerto Barrios a otros puntos de interés turístico, incluyendo Belice y Honduras. Como parte de su compromiso con la sostenibilidad, transportes El Chato utiliza motores fuera de borda de cuatro tiempos para transporte marítimo, pues consumen menos combustible, emiten menos gases y son más silenciosos. Estos motores son certificados por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos. Por otra parte, el 80% de los servicios necesarios se contratan localmente.

    ecocidio_guatemala_07

    Responsabilidad Social Empresarial (RSE)

  • Ecohisteria y Ecocidio van de la mano

    ecocidio_guatemala06

    Lo que no se atreven a decir los ecohistéricos sobre Ecocidio

    No cabe duda que los grupos de ecologistas radicales, mejor conocidos como ecohistéricos, han tenido éxito al hacerle creer a la gente que la causa que siguen es honesta, científica y hasta romántica. Para ello han contado con mucha suerte: la prensa guatemalteca es acrítica, amarillista in extremis y nada profesional. Y muchos son quienes les siguen ciegamente y creen que todo cuanto dicen es verdad… hasta que se demuestra la mentira.

    Es claro, además, que su objetivo no es precisamente el contribuir a mejorar las condiciones ecológicas del planeta. De ser así, los problemas relacionados con este tema serían infinitamente menores. Pero resulta que no es así. Su objetivo, hablando claro y pelado, es desprestigiar a ciertos sectores de la producción propalando infundios en contra de su actividad o bien, adjudicándoles responsabilidad en hechos en los cuales no tienen relación con la actividad empresarial.

    Cada vez que se presenta la oportunidad, aparecerán despotricando contra las compañías mineras, las generadoras de energía hidroeléctrica o las exploradoras de petróleo. Y no es que se pretenda negar que en algunos casos algunas firmas han actuado irresponsablemente, mas no todas. No se puede generalizar, pero tampoco acusar contra quien no se tienen pruebas o que, simplemente, es inocente de los cargos que se pretende imputar.

    Es injusto, por ejemplo, haber calificado de ecocidio a la matanza de peces ocurrida en julio de 2015 en las aguas del río La Pasión, cuando no se contaba (ni se cuenta a la fecha) con evidencia alguna de responsabilidad de una compañía extractora de aceite de palma. Simplemente no cabe la posibilidad.

    ¿Por qué ocurre la mortandad (Ecocidio) masiva de peces?

    Ningún ecologista, con su característica buena fe, le va a decir alguna vez a  usted, la verdad y que sí ha sido registrada por expertos científicos y ecologistas serios. En primera lugar, hay algo que debe quedar bien asentado: mortandades de peces (ecocidio) ocurren todos los años en múltiples lugares del orbe, pero sólo en casos extremos es resultado de la contaminación de las aguas por agentes químicos.

    Para entenderlo, debemos tener en cuenta que desde hace cientos de años se sabe que los peces son organismos adaptados para vivir en el medio acuático y para ello tan sólo requieren que el agua mantenga un   equilibrio físico – químico. Por ejemplo, el agua de río posee solo un 1% de oxígeno disuelto, lo cual nos da una idea de la capacidad de adaptación a su medio que requieren apenas una pequeña cantidad de oxígeno para sobrevivir.

    Otras causas estan relacionadas con la 駱oca del año. En los meses de verano estan asociadas a la falta de oxigeno disuelto, a las altas temperaturas, a los vertidos de efluentes cloacalesy al proceso de eutrofizacion que generan las floraciones algales nocivas.
    Tambien ocurre que a menudo el oxigeno disuelto es mayor al que los peces utilizan para vivir. Esto afecta a su salud, atacando directamente a un sistema nervioso que además de controlar las funciones de algunos músculos y órganos de cuerpo, también se encarga de la respiración y la osmorregulación .

    Este aumento de oxigeno se debe algunas veces a la fotosintesis de las poblaciones   de algas, las cuales empieza a morir por dicha razon y las aguas toman un color verde y cafe, que indica el comienzo de la putrefaccion. Este fenomeno consume el oxigeno disuelto, lo que tambien provoca mortandades.

    Diagnosticar el ecocidio por estas circunstancias es facil, y basta con inspeccionar las branquias de los peces y se observan las microalgas adheridas a las mismas, demostrando as・ que la muerte fue causada por anoxia. En invierno las mortandades pueden estar asociadas a pero dos de bajas temperaturas del agua, es decir, menores a los 12* C. Este descenso de la temperatura ambiental produce en los peces una capa de su sistema inmunologico, volviendolos altamente susceptibles a ser atacados por hongos y bacterias.

    Existen infinidad de informes que corroboran lo anterior y la mayoría tienden a  descartar que las mortandades hayan ocurrido por sustancias tóxicas, e identifica a los cambios de  temperatura como la causa de las mismas. Los resultados de los análisis practicados en peces en estos casos, indican que los ejemplares presentaban buen estado general, sin alteraciones patológicas en los órganos, y evidenciaban varios días de ayuno. Las muestras de agua no revelaron la presencia de niveles de pesticidas por encima de los valores permitidos.

    Numerosos casos similares se han reportado durante la última década, en lugares como Canabal, en Cartagena de Indias, Colombia; San Jorge de Asunción, Paraguay, Laguna de Chautengo, Guerrero, México; río Paraná, Argentina; laguna de Alalay en Cochabamba, Bolivia y río La Pasión, Los Esclavos y Lago Petén Itzá, Guatemala.

    En este último caso, incluso ha ocurrido algo muy revelador: el paso reciente, a principios de agosto, de la tormenta tropical Earl afectó a siete municipios del departamento de Petén, pero la oportuna información impidió que los ecologístas histéricos tomaran bandera de esta causa. Es decir, la información adecuada, oportuna y veraz siempre será un buen aliado para evitar que se manipule a poblaciones con datos proporcionados de mala fe.

    De lo que estamos plenamente seguros es de que estas verdades ningún ecohistérico se las dirá jamás. Obvio: cada problema ecológico representa para ellos, no una oportunidad para plantear soluciones, sino una para planificar un nuevo viajecito de placer a Europa, y de paso estirar la mano (una vez más) y recibir los generosos euros provenientes de espíritus tan altruistas como ingenuos.

    ecocidio_guatemala06

    Ecohisteria y Ecocidio